La Historia de Zeticas

Zeticas hace alimentos tradicionales, saludables y de manera responsable para compartir y promover un consumo consciente” Camila Zambrano

 

Hace poco empezamos a escribir un artículo sobre alimentación saludable y nada mejor para complementarlo que con la historia de Zeticas y su creadora Camila. Hace unos días estábamos analizando algo ilógico que hemos venido viendo, cada día tenemos más tecnologías para conservar alimentos y cada día nos venden más productos con conservantes y químicos. ¿Qué hacemos con una salsa o producto que dura más de un año?

Camila inició su gusto por la cocina desde muy pequeña; en un cumpleaños su mamá hizo que ella y sus amigas prepararan galletas de animalitos. Luego en las festividades donde nacen varias de sus recetas, entre ella, su mamá y la persona que les ayudaba (Esperanzita) realizaban distintas preparaciones como las conservas y antipastos que eran típicas de su familia para regalos y una alternativa de ingresos para ellas. Camila se dió cuenta que el antipasto no tenía época y después de vivir dos años en San Andrés donde tener una conserva en su nevera era la mejor posibilidad de tener comida decidió que debía empezar a aprender mucho más de las conservas y encurtidos. En ese momento empezó a hacer ensayos y un curso de conservas en una academia de cocinas, para desarrollar la técnica de vacío y esterilización.

Entre prueba y error entre sus preparaciones y ápodos de la universidad como Zeta, CamiZeta nació Zeticas. Camila además de realizar las conservas en las festividades trabaja con comunidades que le proveen los canastos para hacer anchetas, asimismo tiene un programa de reciclaje de los recipientes en donde realiza descuentos cuando los clientes regresan los tarritos de vidrio. Camila es quien da a conocer recetas originales a todos los hogares para complementar las comidas y tener alternativas para compartir.

No hay nada más rico que probar algo fresco y saludable, algo que haya que adicionarle una tonelada de sal para acentuar su sabor. Si bien es cierto no podemos proteger nuestro cuerpo de todos los productos que nos venden si podemos tratar de ser mucho más conscientes de lo que consumimos y usamos. Asimismo comprar local no solo significa apoyar la economía sino reducir huellas de contaminación generadas por el transporte, los empaques y los procesos industriales. Encuentra los productos de Zeticas acá.

¡Cotiza aquí!